La suspensión temporal de la competición de Liga en el Grupo Canario de la Segunda B de Futsal, siguiendo las pautas marcadas por la RFEF, ha conllevado la decisión por parte del GCFS de cancelar temporalmente sus entrenamientos al menos durante las dos semanas que en principio estará parada la competición por el efecto de la emergencia sanitaria del COVID-19

Desde el club se entiende que más allá de los daños colaterales económicos y deportivos que pueda acarrear la suspensión temporal del campeonato de Liga, lo más importante en estos momentos es la salud tanto de los aficionados, como de los jugadores y miembros del cuerpo técnico y directivo del club.

Desde el GCFS se apela a la necesidad de ser responsables para entre todos ayudar a sofocar el avance de la pandemia global en que se ha convertido según la OMS el COVID-19.

En cuanto al plano deportivo, el club ha decidido cancelar los entrenamientos del equipo durante al menos las dos semanas que durará la suspensión temporal de la competición, si bien a efectos de mantener en forma a los jugadores, el preparador físico del equipo, Juan Jesús Díaz, ha entregado a cada jugador un plan específico de trabajo y una serie de recomendaciones encaminadas a mantener en la medida de lo posible un óptimo estado de forma que permita a los jugadores reengancharse a la actividad cotidiana de la competición una vez que se reactive la misma.